Fecha:
           

Alfaroazul

YA VALIÓ MADRE

             YA VALIÓ MADRE

 

Cada año, la celebración a la madrecita mexicana, es todo un acontecimiento. Con tal de agradar a la mujer que les dio la vida, los hijos preparaban grandes festejos, comida en grande con reunión de toda la familia, mariachis, incluso ya habían escogido el ramo de flores que le comprarían ya sea para obsequiarle en su día o el que llevarían a su tumba.

Pero la historia cambió. Con la llegada del maldito coronavirus se echó a perder todo intento de festejar a la reina de la casa.

Fiesta ni pensarlo. La campaña de distanciamiento social para evitar contagios, impide que, cuando menos, este año se pueda reunir la familia para agasajar a las cabecitas blancas y mucho menos llenarlas de besos y abrazos, por aquello de la sana distancia.

Como las reglas sanitarias lo mandan, si las placas del automóvil de los hijos tienen terminación non, entonces olvídenlo, de plano ni siquiera podrán visitarla, guardando todas las medidas de protección, porque simplemente no circulan. Claro que si pese a las advertencias, su amor a la madre los hace audaces, ojalá y tengan suerte y no se encuentren con la policia, porque les impondrán una multa que en el mejor de los casos será de 800 pesos

Comprar un regalo, imposible.

La mayoría de las tiendas de los centros comerciales donde se acostumbra adquirir un bonito presente para la autora de nuestros días, están cerradas,

Desde los almacenes de prestigio que son parte de su vida, hasta las tiendas más modestas, que ya tenían planeadas grandes ofertas para la madrecita abnegada, todas con gran resignación cerraron sus puertas para atender a las reglas para evitar que haya más contagios, y aunque todos estos negocios están perdiendo un chingo de lana y sus trabajadores se fueron a descansar con medio sueldo, en el mejor de los casos, o definitivamente fueron despedidos, lo cierto es que este 2020 la celebración para la mamita ya valió, madre.

Para esa mujer de mirada tierna que siempre tiene  la palabra tierna y el elogio adecuado, en este ocasión no habrá un ramo de flores, porque justo ahora, con la pandemia, a los dueños de  las florerías les avisaron con solo 24 horas de anticipación, que tendrían que cerrar.

A Marcos apenas  hoy le informaron que ya no podría continuar abierta su pequeña florería que por más de 30 años dio servicio al público, su mayor preocupación es que con anticipación  había comprado la flor para los arreglos del 10 de mayo y ahora la flor que con tanto sacrificio adquirió, está a punto de perderse y todo por el puto coronavirus.

Así que este 10 de mayo será recordado como el día en que en su día, muchas madres festejarán solas y que los hijos no podrán visitarlas para evitar contagiarlas y a los que ya la perdieron, tampoco podrán llevarle un ramo de flores a su tumba

Y que quede claro, de ninguna manera estamos en contra de las disposiciones de las autoridades de salud para evitar la propagación del contagio por coronavirus, al contrario, aplaudimos que se hayan tomado estas medidas porque la enfermedad por el COVID -19 está bien cabrona.

Para todas esas madres médicas, enfermeras, trabajadoras sociales, afanadoras que están ahí, como madres protectoras cuidando a los pacientes tal y como cuidarían a un hijo o a una hija, mi reconocimiento y respeto.

Igual a esas madres policias, cajeras de establecimientos comerciales, de bancos, oficinas de gobierno, comerciantes y todas aquellas mujeres, madres de familia que salen a chingarle todos los días para que este Hidalgo funcione a pesar de todo. ¡Gracias!

 

                                                     Palabras más, palabras menos.

 

En la otra cara de la moneda, lamentó que haya personas que agredan a quienes están luchando por salvar la vida de los pacientes hospitalizados. Esos no tienen madre.

 

Espero sus comentarios.  Fb:  bertha alfaro    @bertha alfaro